cuadro2

 Ciclo de refrigeración del aire acondicionado

El ciclo de refrigeración posee cuatro elementos esenciales, de manera que la falta de tan solo uno de ellos haría imposible el funcionamiento del aparato de aire acondicionado. A estos cuatro pilares, que enumero a continuación, hay que añadir el concurso de la electricidad, sin la cual el circuito no podría ponerse en marcha.

Los componentes del ciclo de refrigeración que se activa al instalar aire acondicionado son el compresor, el condensador, la válvula de expansión y el evaporador. Veamos, ahora, qué función cumple cada uno.

Compresor.

Gracias a la corriente eléctrica, el compresor aspira el vapor y contribuye a la introducción del refrigerante en el condensador.

Condensador.

Sirve para extraer el calor del refrigerante. Se trata del calor absorbido por el evaporador y el que se produce gracias al trabajo de compresión.

Válvula de expansión.

La misión de esta válvula es equilibrar los niveles de presión, es decir, aportar la diferencia de presión establecida entre los lados de alta y baja presión del circuito de refrigeración. Se coloca un bulbo palpador con el mismo líquido refrigerante del circuito a la salida del evaporador, en contacto con la tubería. Si el vapor se enfría, lo mismo le ocurre al bulbo, de modo que disminuye la presión que se transmite a la válvula. Esto provoca que la válvula se cierre y, al llegar menos refrigerante, aumenta la superficie y la temperatura de recalentamiento.

Evaporador.

Se trata de un intercambiador de calor que, al absorber la energía calorífica del medio en que se encuentra, lo enfría. Lo más habitual es que se fuerce la circulación de aire con un ventilador y que se empleen tubos de aletas para aumentar la superficie de intercambio.
Conocidos todos los componentes, es fácil entender el funcionamiento del ciclo:
La válvula de expansión termostática controla el paso del refrigerante, líquido, al evaporador mediante la presión y la temperatura. Debido a una brusca estrangulación, la válvula hace que descienda la presión, de modo que el refrigerante llega al evaporador con menos carga. El refrigerante hierve y absorbe calor del recinto en el que se halla hasta evaporarse por completo. En estado gaseoso llega al compresor, donde aumenta su presión y su temperatura y pasa al condensador. En él, el refrigerante se enfría hasta alcanzar de nuevo el estado líquido y es impulsado de nuevo hacia la válvula de expansión para comenzar otra vez el circuito.
Posted In:

About the Author

By admin / Administrator, bbp_keymaster

Follow admin
on Abr 21, 2015

No Comments

Leave a Reply

Comentarios recientes